lunes, 8 de septiembre de 2008

Un día en el Infierno...// Las drogas y sus diez engendros.// Kit de toilet.

Un día en el Infierno...
Un día, en el futuro, George W. Bush se muere de un ataque al corazón e inmediatamente se va al infierno, donde el diablo lo está esperando.
Realmente, no sé qué voy a hacer contigo, le dijo el diablo, estás en mi lista, pero no tengo lugar para ti y como has sido tan malo tienes que quedarte aquí, así que vamos a hacer lo siguiente:
Hay algunas personas aquí que no fueron tan malas como tú, así que tendré que dejar ir a alguien y tú te quedarás en su lugar. Es más, te voy a dar a escoger una de tres celdas.
Bush, que de todas maneras no tenía otra opción, aceptó. Así que el diablo abrió la primera celda. Allí estaba Richard Nixon en una gran piscina. Todo lo que hacía era zambullirse en el agua y volver a salir. Ese era su destino en el infierno.
-No, -pensó Bush-, esto no me gusta, yo no soy buen nadador y no puedo hacer eso todo el día.
El diablo abrió la segunda celda y ahí estaba Jose María Aznar. Todo el santo día picando con un martillo una montaña de piedras.
-No, -pensó Bush-, no puedo picar piedras todo el día pues tengo problemas con el hombro.
El diablo abrió la tercera celda y he aquí a Hussein, cómodamente tirado en el suelo, con las manos detrás de la cabeza, las piernas abiertas y fumándose un largo puro cubano. Agachada sobre él se encontraba Mónica Lewinsky, haciendo lo que ella sabe hacer mejor...
Bush miró la escena con incredulidad y gritó animadísimo:
-¡Aquí me quiero quedar!
Entonces el diablo sonrió maliciosamente...... y gritó:
-¡¡Mónica, ya llegó tu relevo!!Las drogas y sus diez engendros.
No es que yo haga apología a la droga, al contrario, simplemente me desesperan las personas a las que les fascina hablar de drogas y comentarlo por todos lados. Y más aun me molestan las personas que se fuman un porro y hablan de drogas como si el papa hablase de la Iglesia. En Holanda se cansaron de escuchar las historietas falsas de todos los adictos, entonces dijeron. ¿Te querés drogar? Bueno, acá tenes, no hay excusa ahora. Por eso, de todos los drogadictos o postulantes a serlo, he aquí una selección de 10, los más irritantes.
El de la piedra filosofal: Hasta ayer era un pìbe común y corriente. Hoy se fumó un porro y se cree Neo después de descubrir la Matrix. Despertó de un largo letargo y ahora “entiende todo” y está ansioso por contarlo. No hay canción que no hable de drogas ni película que no sea una metáfora lisérgica. Agobia a sus amigos con pedorras interpretaciones del mundo en clave de porro y si éstos intentan discutirle la verdad revelada les contesta con soberbia “dejá, vos sos muy cerrado, no sabés lo que es esto”.
El fanático religioso: Bob Marley es dios, Jamaica la meca y el reggae música celestial. Este imbécil tiene una necesidad incontenible de que todo el mundo se entere de su devoción, y no escatima en recursos: pins de hojas de chala, remeras con frases “ocurrentes”, el cuarto empapelado con posters de Marley y cuanta mierda encuentre con los colores rasta forman parte de su uniforme. Se relaciona sólo con seres de su especie y cualquier cosa que no involucre un porro automáticamente es “careta”.
El militante combativo: ni lucha de clases, ni guerras de poder, ni sed de conquista: la verdadera cuestión de la historia del mundo es la legalización. Con la convicción de un taliban fundamentalista este pelotudo se anota en todo tipo de activismo: desde plantar semillas en las plazas públicas hasta organizar una suelta de globos el día del cumpleaños de Bob Marley, cualquier excusa es válida para repetir por enésima vez su manifiesto drogón.
El snob ilustrado: sin dudas uno de los peores, a esta clase de imbécil habría que despellejarlo con un pelapapas. Examina cada porro que le cae en manos con la severidad de un sommelier frente a una botella de vino de 1000 dólares. Invariablemente cualquier cosa será una mierda en comparación a las tres millones de variedades de porro que probó en Ámsterdam, al hash que fumó en Marruecos o a lo loco que quedó esa noche que un grupo de monjes camboyanos lo invitaron exclusivamente a comer brownies mágicos en la mismísima punta del Tibet.
El botánico emprendedor: harto de depender de la caótica cadena de distribución de marihuana, el botánico se convence de que lo mejor es ser autosuficiente y se embarca con pasión en la aventura del autocultivo. Preocupado por informarse, al tiempo estará aburriendo a medio mundo con insoportables monólogos sobre sus plantas, a las que se refiere como si fuesen sus hijas, y habrá invertido la mitad de su patrimonio en lámparas especiales, semillas importadas del Congo Belga y cuanta porquería encuentre para mejorar su jardín.
El del consumo responsable: drogarse es para él una elección, una forma de vida, una ideología y, como tal, merece estar fundamentada en bases sólidas y argumentos irrebatibles. Con inquebrantable disciplina este energúmeno se estudió toda la bibliografía que existe sobre el tema, cita constantemente a Escohotado y recopila prolijamente todos y cada uno de los artículos que encuentra referidos a las drogas y sus efectos. Está al tanto de todas las novedades y es una verdadera enciclopedia parlante. No es un drogón, es un erudito y exige respeto.
El que se cree una estrella de rock: todos los demás son unos giles en comparación a él, que se cree el ser humano más canchero del planeta desde que se droga. Ama referirse al porro como si fuese su amigo, y a tales fines le pone nombres ridículos como “mike”, o “Harry”, y es incapaz de contar una anécdota sin aclarar cada dos minutos que “estaba reloco”, o que tal cosa era “reflashera”.
El “no a las drogas”: Némesis de todos los anteriores, el “no a las drogas” se define como un tipo serio y desprecia a todos los que “cayeron en esa”. Se refiere a todos los drogones como “hippies de mierda” y piensa que el mundo sería un lugar mejor si éstos se pudriesen en una isla. Este subnormal es de los más peligrosos, ya que detrás de su discurso de tipo centrado se esconde un vikingo capaz de absorber litros de cerveza como una esponja hasta perder el sentido y cometer las atrocidades más impensadas. Jamás amanecería en su casa de no ser por los 4 amigos que se encargan de arrastrarlo cada noche, y aunque despierte invariablemente abrazado al inodoro y la resaca lo atormente cada fin de semana no hay manera de que el boludo se convenza de que el alcohol ES una droga, y de las peores.
El que se limó: este discapacitado mental tiene la culpa de que la marihuana cargue con el estigma de “droga de iniciación”. A él no le alcanzaba con estar “loco”, quería probar que se sentía estar RE loco y lo logró a costa de emprender una carrera demencial que lo llevó a fumarse, tomarse y aspirarse cuanta cosa tuviese enfrente, desde una pastilla hasta un frasco entero de poett y una botella de lavandina. Sus días son grises y aburridos, y espera la llegada de la Creamfields como un niño la navidad. Hace 10 años que ahorra para irse a Ibiza de vacaciones.
El que se limó y volvió: este es pariente del anterior, pero en una versión aún más insufrible. Después de amanecer una tarde tirado en una zanja sin poder acordarse cómo mierda había terminado allí, este idiota decidió que era hora de sentar cabeza y abandonó de sopetón todos sus vicios. Cual ex fumador extremista, ahora se dedica a predicar las maravillas de la vida sana y habla de “lo que pasó” como si hubiese atravesado el infierno mismo y hubiese salido ileso. Ante la más mínima mención de “un porrito”, el que volvió se pone serio y en tono grave empieza a relatar los pormenores de su experiencia de vida, como si se tratase de un enviado divino con la misión de salvar a la humanidad.
Kit de toilet.
Para el que no tenga mucha imaginación, este paquete trae un juego de golf para jugar mientras estás sentado en el water, con su palito, su bolita, su cesped y su hoyo, y por su fuera poco también trae un cartelito de estos que se cuelgan en las puertas de los baños diciendo que está ocupado.
Regalo ideal para aquellos que invierten mucho tiempo en sus necesidades, o una forma muy diplomatica de darles a entender que pierden demasiado tiempo en estos menesteres.

Disco Retro.
Hoy le dedicamos este espacio a un cantautor venezolano de origen argentino. Nació el 8 de septiembre de 1957 en Valentín Alsina (partido de Lanús, un barrio industrial en la zona sur del Gran Buenos Aires), de padres argentinos. En 1964, cuando el futuro artista tenía seis años, su padre aceptó un trabajo en Maracaibo (Venezuela) donde se trasladó con su familia.
No se asusten, aunque en el video aparece una chica antes de darle el "play" al video..., no es ningun video porno de la ciccolina. XD
El Disco Retro de hoy es para Ricardo Montaner.


Boomp3.com

10 comentarios:

Σ=o) Pau dijo...

Hola Dani :)
No hay como comenzar el día contigo eres genial!
La gracia de de Mónica sigue dando que hablar hasta en el infierno pero en mala jajajjajaja :D

Me encantó el kit de golf... me sirve para cambiar porque juego con el celular sudoku, me vendría bien el rollo que nos mostraste la otra vez jiji. ;)

En cuanto al disco retro... debo darte un tremendo beso anticipado porque es mi cantante favorito!!!! vez que viene a Chile me voy a verlo ... ahhhh soy una romántica la canción sin video es buenísima :D

Gracias por estar siempre cerquita querido amigo, que tengas un lindo día.

Un besote y un abrazo inmenso ;)
pd: cuando vayas a verme... uf! iconito colorado jiji :$

Julieta Urbana dijo...

Jajajaja, me gustó esa del relevo de Mónica Lewinsky.

Saludos.

mosqueteras dijo...

holita,pasavamos para preguntar q tal estas q hace tiempo q no sabemos de ti,y para desearte muy buena semana un besitoooooooo

MATANUSKA dijo...

jajjaajaaaj hola dani:

bueno el de bush jajajajja

que tal estas? espero que bien.

besoss

nos leemos amigo

MonikaMDQ dijo...

jajaja, buenisimo lo de Monica "lenguisky" (¿será de Dios que seamos tocayas? juasss)

Y el kit!! morí de amor! quiero uno asi para esos momentos ajaajajajaajaja

y con el retro, me truamé, no sea cosa que aparezca la ciccolina!! bueno ahi voy a ver al Ricky juasss

besotess

CIELO dijo...

Ay muchachito.... aqui vengo siempre a reir.... como me ha gustado el chiste del tonto de Bush.... (Busss, como le dicen los de mi tierra por no poder pronunciar bien la "SH")..... Se lo enviare a mis amigos para compartir un momento de risa....

Gracias...


Un beso

cielo

DianNa_ dijo...

Lo de los diez engendros, es genial y reconozco a gente en ellos , síiii!!

Lo d el golf, pues que prefiero plantar el pino y salir jajaajaj

Besosssssssssss

DianNa_ dijo...

Todo bien? feliz fin de semana y muchos besitos , niño

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hasta el Diablo castiga...pero no a palos. Quien se quiera fumar un porrito está en libertad de hacerlo si está bien informado, hasta defender la legalización si quiere...pero no tiene por qué estar contaminando a los demás con ello.

Por cierto, espero que Usain Bolt no les dé qué comer a estos fanáticos religiosos de la Cannabis Sativa (poco menos han de creer que en Jamaica todos fuman marihuana).

Acerca del kit de toilet...bueno, es otra forma de pasar el tiempo en el trono (lo de leer ya llega a ser demasiado...aparte que casi siempre están las mismas lecturas). ¿Del Disco Retro? Hubieses puesto una original de Montaner...ésta fue la que hizo en castellano para Aladino (y que ya tenía su versión anglo).

Saludos afectuosos, de corazón.

Jorge Luis Freire dijo...

está bueno el chiste
buena bitácora, too.

saludos cordiales.